Sunday, September 29, 2013

BADAJOZ


En Badajoz, las chicas que paseaban mientras yo tomaba un café parecían personajillos de Parmé.
Los patanes vocingleros que me atufaban con el humo y me aturdían con su griterío parecían personajes que se habían escapado de alguna de mis páginas.
Pedro, Joselito y Abel: os eché de menos entre taza y taza.